Waffle de frutas: Una deliciosa combinación para el desayuno

El desayuno es la comida más importante del día, y es fundamental comenzar la jornada con energía y nutrientes. Una excelente opción para lograrlo es combinar frutas frescas con waffles, creando una deliciosa y saludable mezcla que satisfará tus papilas gustativas y te brindará los beneficios de las frutas.

Waffles: una opción versátil

Los waffles son una deliciosa opción para el desayuno, y su versatilidad los convierte en el acompañamiento perfecto para las frutas. Los waffles se pueden hacer con una variedad de ingredientes, como harina de trigo integral, harina de avena o incluso harina de almendras, lo que los convierte en una opción más saludable en comparación con los waffles tradicionales.

Además, los waffles se pueden personalizar según tus preferencias. Puedes agregar ingredientes como canela, vainilla o incluso proteína en polvo para aumentar su valor nutricional. También puedes experimentar con diferentes coberturas, como yogur griego, miel o mantequilla de nueces, para agregar aún más sabor y textura a tu desayuno.

Recetas de Waffles con Frutas

Existen muchas combinaciones deliciosas de frutas con waffles que puedes probar. Aquí te presentamos algunas ideas:

Waffles con fresas y plátano

Ingredientes:

Para los waffles:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes
  • 1 3/4 tazas de leche
  • 1/2 taza de aceite vegetal o mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el topping:

  • 1 taza de fresas frescas, lavadas y cortadas en rodajas
  • 1 plátano grande, pelado y cortado en rodajas
  • Miel o sirope de arce, al gusto
  • Azúcar en polvo (opcional)
  • Crema batida (opcional)

Instrucciones:

  1. Prepara la masa de waffles:
    • En un bol grande, mezcla los ingredientes secos: harina, azúcar, polvo de hornear y sal.
    • En otro bol, bate los huevos y luego agrega la leche, el aceite vegetal o la mantequilla derretida, y el extracto de vainilla.
    • Vierte los ingredientes líquidos sobre los ingredientes secos y mezcla hasta que estén combinados. No sobre mezcles; está bien si hay algunos grumos pequeños.
  2. Precalienta la wafflera:
    • Enciende tu wafflera y precaliéntala según las instrucciones del fabricante. Si tienes una opción para ajustar la temperatura, configúrala en medio-alto.
  3. Cocina los waffles:
    • Cuando la wafflera esté caliente, vierte suficiente masa para cubrir la superficie inferior de la wafflera, dejando un pequeño espacio alrededor de los bordes para que la masa se expanda.
    • Cierra la wafflera y cocina hasta que los waffles estén dorados y crujientes. Esto generalmente toma de 4 a 6 minutos, dependiendo de tu wafflera.
  4. Prepara el topping de frutas:
    • Mientras los waffles están cocinando, prepara las fresas y el plátano, cortándolos en rodajas.
    • Opcionalmente, puedes saltear las fresas en una sartén con un poco de azúcar para crear una salsa rápida, o simplemente usarlas frescas.
  5. Sirve tus waffles:
    • Sirve los waffles calientes con las rodajas de fresa y plátano encima.
    • Agrega un chorrito de miel o sirope de arce al gusto.
    • Si lo deseas, espolvorea un poco de azúcar en polvo y añade un toque de crema batida para una presentación más indulgente.
  6. Disfruta:
    • Disfruta de tus waffles con fresas y plátano inmediatamente para que los saborees en su punto más crujiente y delicioso.

Waffles con arándanos y almendras

Ingredientes:

Para los waffles:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharadas de azúcar granulada
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes
  • 1 3/4 tazas de leche
  • 1/2 taza de aceite vegetal o mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el topping:

  • 1 taza de arándanos frescos (o congelados si no están en temporada)
  • 1/2 taza de almendras en láminas o picadas
  • Miel de maple o sirope de tu elección, al gusto
  • Mantequilla opcional, para servir

Equipamiento necesario:

  • Wafflera
  • Bowls para mezclar
  • Batidor de mano o batidora eléctrica
  • Cucharón o jarra para verter la mezcla

Instrucciones:

Preparando la masa:

  1. Mezcla los ingredientes secos: En un bowl grande, tamiza la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal.
  2. Combina los ingredientes húmedos: En otro bowl, bate los huevos y luego agrega la leche, el aceite vegetal o la mantequilla derretida y el extracto de vainilla. Mezcla bien hasta que esté completamente combinado.
  3. Mezcla los ingredientes secos y húmedos: Haz un hueco en el centro de los ingredientes secos y vierte la mezcla de ingredientes húmedos. Mezcla suavemente hasta que esté todo combinado, pero trata de no sobre mezclar. Algunos grumos pequeños están bien.

Cocinando los waffles:

  1. Precalienta la wafflera: Sigue las instrucciones del fabricante para precalentar tu wafflera.
  2. Cocina los waffles: Una vez que la wafflera esté caliente, vierte la cantidad adecuada de masa (usualmente alrededor de 1/2 taza, dependiendo de tu wafflera) en el centro y ciérrala para cocinar. Cocina hasta que los waffles estén dorados y crujientes, normalmente de 3 a 5 minutos.
  3. Repite: Continúa con el resto de la masa hasta que todos los waffles estén cocidos. Puedes mantener los waffles calientes en un horno precalentado a baja temperatura mientras preparas el resto.

Preparando el topping:

  1. Tuesta las almendras: Mientras los waffles están cocinándose, puedes tostar las almendras en una sartén a fuego medio, removiéndolas constantemente hasta que estén doradas y fragantes. Esto debería tomar unos minutos. Reserva.
  2. Calienta los arándanos: Si lo deseas, puedes calentar los arándanos en una sartén a fuego lento con un poco de azúcar para crear una salsa ligera, o simplemente usarlos frescos.

Sirviendo:

  1. Sirve los waffles: Coloca los waffles en los platos de servir. Agrega una porción generosa de arándanos sobre los waffles calientes.
  2. Añade las almendras y el sirope: Espolvorea las almendras tostadas sobre los arándanos y vierte miel de maple o el sirope de tu elección al gusto.
  3. Opcionales: Si lo deseas, puedes añadir un poco de mantequilla sobre los waffles calientes antes de poner los toppings.

Waffles con mango y coco rallado

Ingredientes:

Para los waffles:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes
  • 1 3/4 tazas de leche
  • 1/2 taza de aceite vegetal o mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el topping de mango y coco:

  • 2 mangos maduros, pelados y cortados en cubos
  • 1/2 taza de coco rallado (fresco o deshidratado)
  • 2 cucharadas de azúcar (opcional, para espolvorear el coco)
  • 1 cucharada de jugo de lima o limón (opcional, para mezclar con el mango)

Extras:

  • Miel o sirope de arce (opcional, para servir)
  • Mantequilla (opcional, para servir)

Instrucciones:

  1. Preparar la mezcla para waffles:
    • En un tazón grande, mezcla la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal.
    • En otro tazón, bate los huevos y luego añade la leche, el aceite vegetal o la mantequilla derretida, y el extracto de vainilla. Mezcla bien.
    • Vierte los ingredientes líquidos sobre los ingredientes secos y revuelve hasta que la mezcla esté apenas combinada (está bien si quedan algunos grumos).
  2. Preparar el mango y el coco:
    • Toma los cubos de mango y, si lo deseas, mézclalos con una cucharada de jugo de lima o limón para añadir un toque cítrico.
    • Tuesta el coco rallado en una sartén a fuego medio, revolviendo constantemente hasta que esté dorado y fragante. Si gustas, espolvorea un poco de azúcar sobre el coco para caramelizarlo ligeramente.
  3. Cocinar los waffles:
    • Precalienta tu wafflera según las instrucciones del fabricante.
    • Vierte la cantidad adecuada de mezcla para waffles en la wafflera y cocina hasta que estén dorados y crujientes.
    • Repite hasta que toda la mezcla se haya utilizado.
  4. Servir:
    • Sirve los waffles calientes, cubiertos con una generosa cantidad de cubos de mango y espolvoreados con el coco tostado.
    • Si lo deseas, añade un poco de miel o sirope de arce por encima y una pizca de mantequilla.

Conclusión

Las frutas con waffles son una opción deliciosa y saludable para disfrutar en el desayuno. Las frutas aportan nutrientes esenciales y beneficios para la salud, mientras que los waffles agregan sabor y textura. Experimenta con diferentes combinaciones de frutas y waffles para descubrir tus favoritas y comienza tus mañanas con un desayuno nutritivo y delicioso.

Go up